Tours en español
Traslados aeropuerto
Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Vuelos baratos

Campo de concentración de Auschwitz-Birkenau

Construido tras la invasión de Polonia por los alemanes, el complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el mayor de los establecidos durante el régimen nazi. Localizado a unos 70 kilómetros de Cracovia, constituyó el principal centro de exterminio de la historia en el que murieron asesinadas más de un millón de personas.

Actualmente es posible visitar dos campos: Auschwitz I, el campo de concentración original, y Auschwitz II (Birkenau), construido posteriormente como campo de exterminio.

Auschwitz I

Auschwitz, entrada
Entrada a Auschwitz

Auschwitz, crematorio
Crematorio en Auschwitz

Auschwitz, ¡alto!
Alambradas en Auschwitz

Construido en 1940 para albergar a los prisioneros políticos polacos que ya no cabían en las cárceles, Auschwitz I fue el campo de concentración original y el centro administrativo del complejo que se construyó posteriormente.

Los primeros en llegar al campo fueron los prisioneros políticos del ejército polaco, pero no tardaron en seguirles miembros de la resistencia, intelectuales, homosexuales, gitanos y judíos.

La mayoría de los judíos eran engañados por los nazis, que les vendían parcelas y casas y les ofrecían llamativos puestos de trabajo para que llevaran consigo sus bienes más valiosos. Tras un largo viaje que los dejaba exhaustos llegaban al campo, donde si no eran considerados aptos para trabajar eran asesinados, y si lo eran trabajaban prácticamente hasta su muerte.

Nada más atravesar la puerta de entrada de Auschwitz I los recién llegados se encontraban con la enorme inscripción "Arbeit macht frei" (el trabajo hace libre), algo que hacía pensar a los prisioneros que en algún momento iban a lograr salir del campo.

Además de los barracones en los que se hacinaban los prisioneros, el campo estaba dividido en diferentes bloques entre los que destacaba el número 11, conocido como "el bloque de la muerte". Era el lugar en el que se aplicaban los castigos, consistentes en encierros en celdas minúsculas en las que se dejaba a los prisioneros morir de hambre, o bien eran ejecutados o colgados.

A lo largo de los diferentes bloques del campo se pueden ver exposiciones en las que se muestran las condiciones en las que malvivían los prisioneros, además de una pequeña parte de la inmensa colección de los objetos que fueron robados a los prisioneros antes de asesinarlos. Botas, maletas, gafas, ollas…incluso pelo, que era vendido para la fabricación de telas que en ocasiones los nazis llevaban en sus abrigos.

Auschwitz – Birkenau

Auschwitz-Birkenau
Llegando a Auschwitz-Birkenau

Birkenau, letrinas
Letrinas en Birkenau

Birkenau, barracon
Barracón en Birkenau

El segundo campo y el de mayor tamaño que se construyó es el que la mayor parte de la gente conoce como Auschwitz. Fue construido en 1941 en la localidad de Bikernau (a 3 kilómetros del campo principal) como parte del plan de la Alemania nazi conocido como “Solución final” en el que se pretendía aniquilar a la población judía.

El campo contaba con una extensión de 175 hectáreas y se encontraba dividido en varias secciones delimitadas con alambres de púas y verjas electrificadas.

Auschwitz – Birkenau no era un campo de trabajo igual que los demás, sino que se construyó con la función de exterminar a los prisioneros que entraban en él. Para ello fue equipado con cinco cámaras de gas y hornos crematorios, cada uno de ellos con capacidad para 2.500 prisioneros.

Tras llegar hasta el campo en los vagones de carga de un tren en un terrible viaje de varios días en el que no recibían agua ni comida, los prisioneros eran seleccionados. Algunos iban a parar directamente a las cámaras de gas y otros eran enviados a los campos de trabajo o bien eran empleados para la realización de experimentos.

Los prisioneros considerados poco aptos para trabajar eran trasladados hasta las cámaras de gas, donde se les informaba de que iban a recibir una ducha y, tras dejar sus pertenencias en una sala, eran encerrados y asesinados con Zyklon B. Cuando todos habían muerto se revisaba que no tuvieran ningún objeto de valor (dientes de oro, pendientes…) y eran llevados a los hornos crematorios.

Aunque en un primer momento no se llevaba a las mujeres al campo, en 1942 comenzaron a trasladarlas a Auschwitz II, donde eran asesinadas u obligadas a participar en crueles experimentos de esterilización que tenían lugar en el campo principal.

En el campo aún se conservan algunos barracones originales, las enormes letrinas y los restos de los hornos crematorios y las cámaras de gas que los nazis trataron de destruir antes de su precipitada huida.

El final de Auschwitz

En 1945 el ejército ruso avanzaba a pasos de gigante hacia Polonia, por lo que los nazis decidieron evacuar Auschwitz con duras marchas que para muchos de los prisioneros resultaron mortales.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron a los prisioneros que quedaban en el campo, aunque por desgracia la mayoría de ellos se encontraban enfermos y apenas con vida.

Impactante e imprescindible

Auschwitz, alambrada y torre de vigilancia
Alambrada y torre de vigilancia en Auschwitz

Aunque no se trate de un lugar divertido, visitar el campo de concentración de Auschwitz - Birkenau resulta imprescindible para conocer una de las partes más trágicas e importantes de la historia del siglo XX. Los guías del campo os hablarán sin tapujos sobre la forma de vida de los prisioneros desde la llegada al campo.

Las instalaciones de los campos se conservan en excelentes condiciones, algo que permite conocer los antiguos barracones, las cámaras de gas, los hornos crematorios y una parte de la inmensa colección de los objetos que fueron robados a los prisioneros antes de asesinarlos.

¿Cómo llegar?

Para visitar Auschwitz hay varias opciones:

  • Contratar un tour organizado: Es la forma más cómoda y el precio similar al de ir por libre. Por solo 33€ podéis reservar nuestro tour a Auschwitz. Incluye transporte, guía de habla española y entrada a ambos campos.
  • Autobús: Desde la estación central de Cracovia parten diversos autobuses y minibuses que llevan hasta el campo.
  • Tren: Es posible ir en tren hasta la cercana estación de Oświęcim, una vez allí, tomar un taxi o el autobús local.

Localización

70 kilómetros al oeste de Cracovia.

Horario de visita

Todos los días de 8:00 a 15:00-19:00 horas (en función de la época del año).

Precio

Entrada con guía en español: 40PLN.

Transporte

Autobús desde la estación central.

Mapa

Campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, mapa de localización

Lugares próximos

Aeropuerto de Cracovia (42.1 km)

Actividades relacionadas

  • ÚLTIMAS PLAZAS

    Si hay una visita imprescindible en un viaje a Polonia esa es Auschwitz-Birkenau. En este tour descubriremos la espeluznante historia del campo de concentración más terrorífico del siglo XX.

    Español Español Duración 6,5 horas Precio 38$