Basílica de la Santa Trinidad

Basílica de la Santa Trinidad

Conocida como la Iglesia de los Dominicos, la Basílica de la Santa Trinidad de Cracovia (Kościół Św. Trójcy) fue construida por los monjes dominicos tras la finalización de la invasión tártara.

Lo que comenzó como un pequeño templo fue reformado poco a poco hasta convertirse en la llamativa construcción de estilo gótico que es en la actualidad.

La basílica por dentro

La basílica cuenta con un estilizado interior en el que destacan especialmente las capillas laterales añadidas a lo largo del XVII por diferentes familias ricas e influyentes. Entre las numerosas capillas merece la pena destacar la de San Jacinto, lugar de reposo de uno de los fundadores del templo, que está decorada con atractivos estucos y cubierta por una hermosa cúpula.

Un interior sorprendente

La Basílica de la Santa Trinidad es uno de los templos más importantes de Cracovia, por lo que si queréis visitar algunas iglesias durante vuestra visita a la ciudad, esta sería una de las opciones recomendables.

Transporte

Tranvía: líneas 1, 6, 8, 13, 18 y 69.
Autobús: línea Z69.